martes, 3 de febrero de 2015

Modo Silencio

Todo depende del punto de vista y el esfuerzo y concentración de cada persona.
He utilizado muchas veces el móvil o la tablet para estudiar, a veces para hacerme el sueco, otras para trabajar como un chino.
Me reitero, depende de la fuerza de voluntad, hay infinidad de aplicaciones hoy día que nos dejan los estudios en bandeja para llegar y topar; traductores, enciclopedias, guías de estudio, medios para compartir información...
Bien cierto es que también entorpece el nivel de concentración, porque como ya dicen, todos los viernes llueve, cuando no tienes nada que hacer, parece que no tengas contratado internet, y los días que tienes que enrrojecer tus codos, arde el móvil de Whatsapps o notificaciones de Twitter.
Se entretiene uno en expresar su frustración respecto a Descartes o su odio incomprendido con el "reported speech", y coincidir con tus seguidores crea la interactuación, así que nos incita.
Casi todo funciona con internet, asi que para utilizar estas aplicaciones aplicadas (valga la redundancia) al estudio, no nos sirve el recurso de apagar el wifi o desconectar los datos...
Concentración, fuerza de voluntad, aplicación, y en especial, modo silencio. Aplica estos requisitos para sacarle todo el partido a esta ventaja de la que disfrutamos los de nuestra generación, enjoy it!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada